Blade Runner 2049

Blade Runner 2049

8
0
COMPARTIR

 

Cuando se anuncia que una película de esas que se han quedado en el corazón y la mente de millones de espectadores tendrá secuela o segunda versión —que no es lo mismo—, no se puede evitar cierto escepticismo.

Blade Runner de 1982 es ya una película de culto que marcó un parteaguas en el cine de ciencia ficción, particularmente dentro de la temática de las inteligencias artificiales. Su final, en efecto, invita a pensar en qué pasaría si se continuara la aventura del agente Deckard y Rachel. Pero ahí se quedó todo hasta que en 2012 se anunció una secuela y fue cuando nos empezamos a preocupar.

Blade Runner 2049 no es mejor que su predecesora, pero es una muy buena película. Por sus venas corre sangre joven y es evidente que busca enganchar a una nueva generación de espectadores, no enterados de la existencia de la anterior. Ridley Scott, director de la primera, ahora funge como productor y la dirige Denis Villeneuve, que el año pasado estuvo nominado al Oscar por La llegada.

Está escrita por Hampton Fancher y Michael Green, y retoma en parte la novela que inspiró la película de 1982, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick. El diseño de la producción respeta el universo que creara Scott con ese ambiente decadente, oscuro, contaminado y siempre lluvioso. Los efectos especiales y el sonido son espectaculares y la hacen una experiencia audiovisual hipnótica. La música, otro personaje más, es de Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch, pero Villeneuve quiso que se acercara al bellísimo score que compusiera para la primera Vangelis, tiene todo su estilo.

La acción se ubica en el año 2049, treinta años después. El argumento gira en torno a K, un personaje a la medida de Ryan Gosling, que es un replicante blade runner. K es taciturno, inexpresivo, casi triste, y vive en un departamento en compañía de Joi (Ana de Armas), un perfeccionado holograma producido por Wallace Co. que compró la Tyrell Co. años atrás. K trabaja “retirando” replicantes anticuados y sobre todo a los que han formado una especie de movimiento de resistencia y que se dicen “más humanos que los humanos”. En una misión encuentra evidencia de una replicante que pudo haber muerto al dar a luz, lo cual, hasta ese momento, era impensable, pues no estaban habilitados para reproducirse.

K recibe órdenes de “retirar” de inmediato al niño y jalando esa hebra de hilo se sumerge en una trama compleja en la que hasta su propio origen es puesto en duda.

Tiene un reparto atractivo, con sorpresas. La narrativa tiene algunos baches lentos que nos hacen despegarnos de la película de dos horas y media, que podría ser más corta sin verse afectada. Teóricamente guarda cierta autonomía con relación a la de 1982, pero, sin duda, yo te sugiero que sí la veas antes.

Blade Runner 2049 es un gran espectáculo.

Recomendable.

 

Columnista: 
Imágen Portada: 
Imágen Principal: 
Send to NewsML Feed: 
0


———-
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : Excelsior
Blade Runner 2049
———–

Comments

comments

COMPARTIR