James Rodríguez, de no contar en el Real Madrid a jugar "hasta...

James Rodríguez, de no contar en el Real Madrid a jugar "hasta cojo" con Colombia

175
0
COMPARTIR

A las grandes estrellas se les escrutan las sonrisas como los corredores de bolsa miran las gráficas cada mañana. James Rodríguez está en la Copa América, con Colombia, y parece feliz. Él mismo afirma que ha recuperado la fuerza, que está encantado con su selección. Contrasta su situación con lo que le ocurre en el Real Madrid, donde su estrella se ha ido apagando hasta casi desaparecer. Un caso especialmente grave, pues James es casi cuestión de estado en Concha Espina

[James no percibe que sea importante en el Madrid]

El colombiano, que ahora dice que el con Colombia “juega hasta cojo“, llegó al Madrid por 75 millones que, con algunas variables, podrían llegar a ser 90. Ha tenido algunos detalles brillantes en el equipo, especialmente en su primera temporada, pero el saldo general de su paso por el club blanco en estos dos años no es satisfactorio. Es más, esta temporada, a pesar de su gran fama y el intento de rentabilizar tan costosa inversión, ha terminado viendo el fútbol desde el banquillo. No tuvo minutos en los partidos importantes, ni que decir tiene que tampoco en la final de la Champions League. En Colombia, donde es un ídolo, no tiene problemas futbolísticos. Es más, hasta marca goles para su selección, donde es insustituible. 

Zidane, quien juega con la independencia plena de ser una leyenda intocable, decidió que James, en su estado actual, no reunía las condiciones suficientes para ser un jugador importante en el Real Madrid. Y eso supone un problema en la casa por muchos factores diferentes. El primero, el principal, porque tiene un activo que no está rindiendo convenientemente. Una empresa cuando hace una inversión fuerte espera réditos y estos, con el colombiano, no llegan.

[Reunión inminente para resolver el futuro de James]

No es solo una cuestión numérica, pues estas cosas llevan aparejadas otras dificultades que el club tiene que afrontar. Una de ellas, quizá la principal, es la insatisfacción del futbolista. Cuando el Madrid firmó a James lo hizo con cláusulas en las que la cantidad del fichaje aumentaba si el jugador aspiraba al Balón de Oro, un supuesto que ahora está muy lejos de cumplir. Eso quiere decir que en la mente del jugador, y en la del equipo, estaba un desarrollo que no se ha producido y que genera frustración en todas las partes. Es corriente que en casos como este se produzca una insatisfacción que termine en traspaso

Pensar en un traspaso

Cuando James dice que “se siente feliz” en el equipo nacional está reflejando un cambio en su momento anímico, de algún modo está diciendo que en el Madrid no lo es. Algo que, de alguna manera, es lógico, no hay jugador, y menos aún uno con las aspiraciones del colombiano, que se sienta cómodo tan lejos de la acción comoe está actualmente en el conjunto blanco. En el Bernabéu saben mucho de estas situaciones. James no es el primero, ni será el último, cuya situación se convierte en un grave problema porque el jugador se plantea una marcha. Es más, el colombiano llegó a Madrid el mismo año en el que salió Di María, que era habitual en las alineaciones de Ancelotti pero en ocasiones mostró cierto malestar por su situación en el club. 

Si el club se plantea su venta, algo que ha hecho, tendrá varios factores a considerar. Uno de ellos es el tema físico que, por lo que se desprende de las declaraciones de su seleccionador, el argentino José Pekerman, puede tener problemas de futuro. Su lesión es del hombro y puede terminar en operación: “Al ser una figura fundamental teníamos que ser prudentes. Nunca descartamos a James, sabíamos que ese tipo de lesión tiene sus estipulaciones para luego tomar una decisión. El problema en si, es que puede volver a suceder porque es un tema, que cuando se agranda la lesión, se debe hacer cirugía. Su club, el Real Madrid, ya sabe del tema y en algún momento lo tendrá que hacer”.

Eso es grave, pues James, que ya de por sí tendrá pocas vacaciones por la Copa América, podría ver como se queda sin pretemporada y, por lo tanto, retrasado en su forma física en el caso de que tenga que pasar por quirófano. Eso es algo negativo tanto en el caso de que se quiera vender al jugador, pues los postores tendrán cuidado e intentarán rebajar el precio argumentado la tara física, como si lo que se pretende es que continúe. 

James es un problema que el Madrid tendrá que afrontar, y lo hará, probablemente, tras la salida de uno de sus dirigentes claves, José Ángel Sánchez, tradicional encargado de negociar estos temas. En el caso de que el Madrid opte por un traspaso es posible que en estos dos años se haya devaluado, aunque se puede ver beneficiado el Madrid por la tendencia alcista que se está dando en el mercado de traspasos, donde cada vez se ven cifras más abultadas en jugadores corrientes. James no ha rendido como se esperaba en el Madrid, pero eso no le convierte en un jugador corriente. Sigue siendo relativamente joven, este verano cumplirá 25 años, y el talento está ahí. 

La duda siempre está presente y no se acaba ni siquiera cuando se toma una decisión. El futuro condiciona mucho el análisis en caliente que se pueda hacer de una venta importante. En el referido caso de Di María, por ejemplo, el Madrid perdió un puntal deportivo, pero dos años después logró revalidar el título europeo. Mientras tanto el jugador tuvo un mal primer año en el Manchester United y terminó fichando por el PSG un año más tarde por una cifra similar a la de su salida del Madrid. Allí ha jugado bien pero no ha logrado el objetivo más importante: ser competitivo en la Champions League


————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : El Confidencial
James Rodríguez, de no contar en el Real Madrid a jugar "hasta cojo" con Colombia
—————–

Comments

comments

COMPARTIR