Por sus hijos vencen cualquier obstáculo

Por sus hijos vencen cualquier obstáculo

53
0
COMPARTIR

El siglo de torreón / Guadalupe Miranda

El siglo de torreón

Aunque sus historias son diferentes, Nuri Guadalupe, Sandra y Ana María, tienen una misma motivación en sus vidas: sus hijos, quienes son su “motor” para vencer cualquier adversidad.

Nuri Guadalupe, a sus 37 años de edad, es madre de cuadro hijas, abuela de dos pequeños y también combate la delincuencia como mujer policía.

Sandra es la madre del pequeño Elías Pérez, quien hace semanas partió tras una larga estancia en el hospital. Para esta mamá, el dolor se convirtió en fuerza para continuar viviendo y reponer el tiempo que no pasó con su hija menor Paloma, con quien aprovecha cada momento.

Ana María es la madre del fundador de Donadores Laguna, Javier Quintero, de quien se ha convertido en su “cómplice” en sus aventuras, pero también, en la fuerza para impedir que se “derrumbe” en los casos más complicados.

Estas son sus historias:

Desde hace tres año, Nuri forma parte Seguridad Pública en Torreón, de donde en el mes de marzo fue nombrada como elemento del mes, debido a su dedicación.

En casa también es un ejemplo de dedicación, pero sobre todo de fortaleza.

Es madre de cuatro mujeres, con quienes comparte el mayor tiempo posible, aunque ello represente restar horas de sueño y descanso. “Mis hijas muy felices, se sienten como muy protegidas, siempre las he cuidado mucho y he estado muy al pendiente de ellas. Ahorita sí es un poco más difícil porque es dividir mi tiempo, con ellas… Los domingos no duermo, cuando me toca descansar no duermo, porque es el último día que están todo el día completo conmigo”, dice con emoción.

Cuenta que ahora que es abuela de dos pequeños, que le han hecho sentir un amor inimaginable, se siente más comprometida con su trabajo y con su papel de mamá. “Ser mamá creo que para todas las mujeres es algo muy bonito y especial. Amo a mis hijas, por ellas le echo más ganas y por mis nietos también.”

No le teme al peligro, “siempre he sido muy positiva, cuando salgo de casa, sé que voy a regresar”, dice Nuri, quien sale de casa después de besarlas y darles la bendición.

 FORTALEZA Durante más de cinco años, Sandra dedicó cada uno de sus días al cuidado de Elías, quien se mantenía en cama dependiente de un respirador para vivir. Era cuadripléjico tras sufrir un accidente a los tres años de edad.

En ese tiempo, dice “Elías me enseñó a ser fuerte… ahora que ya no está, nos dejó ese carácter”.

Como madre, asegura que fue difícil “arrancar” de su corazón, para no sentir más dolor, a uno de sus hijos para dedicarse completamente a uno de ellos.

“Me dolía dejarla, al momento de irme, veía en las plazas a las mamás con los bebés en sus carreolas, yo sentía dolor y frustración por mi situación”.

Pero eso ha cambiado “Ahora a Paloma, voy a darle todo el tiempo que no pude darle, la atención como ella lo merecía y como yo hubiese querido, ahora es ella, pero gracias a Dios y a Elías que nos dejó esta fuerza”.

Y es que comenta que otras madres ante la pérdida de un hijo, caen en depresión y se olvidan de los hijos que aún están a su lado.

No importa si hay fechas especiales o no, o si existe algún motivo en especial, ahora ambas Paloma y Sandra, se dicen “te amo” a todo momento.

 CóMPLICE

Ayudar al más necesitado, se lleva en la sangre y así lo demuestra Ana María Guridi, madre del fundador de Donadores Laguna.

Desde pequeña, al igual que Javier, aprendió de sus padres el arte de compartir.

“Cuando mi papá estuvo aquí hizo mucha labor social”, cuenta Ana María, quien durante muchos años se dedicó a lo mismo, apoyando a niños con discapacidad o bien, ayudando en el catecismo.

Y esa pasión la compartió entre sus tres hijos. Recuerda que cuando vivía en una comunidad cercana a Ceballos, entre los límites de Chihuahua y Durango, en Navidad entregaba a sus hijos regalos extra, para que ellos buscaran a los pequeños más necesitados para compartir.

Ahora, Ana María es parte de las “aventuras” de ayuda de Javier Quintero, como el caracterizarse como la Señora Clós, para visitar a los pacientes de la clínica 71 del IMSS y ofrecerles un tiempo de alegría.

“Estoy atrás de él todos los días y sufro con él cuando tiene sus buenas y sus malas”, dice Ana María.

Asegura que continuará siendo el apoyo de Javier Quintero, como madre y cómplice.

 ANA MARíA GURIDI


————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : El Siglo de Torreon
Por sus hijos vencen cualquier obstáculo
—————–

La entrada Por sus hijos vencen cualquier obstáculo aparece primero en La Tlayuda News.

————–
Si deseas ver el contenido completo o mas dale click en el enlace de abajo.
Post y Contenido Original de : La Tlayuda News
Por sus hijos vencen cualquier obstáculo
—————–

Comments

comments

COMPARTIR